Jugar a videoconsolas con 35 años y siendo padre no es sencillo. Por más que te encantaran los videojuegos en los 90, ahora comprobarás que no es tan sencillo robar minutos a la semana para este hobby. Pero el espíritu nerd sigue intacto y quiero ofrecerte una solución: las mejores videoconsolas mini para regalar a tu pareja.

Corría el año 1992. Yo era un joven muy aplicado que sacaba buenas notas. Mi hermana, 3 años mayor que yo, llevaba una trayectoria similar. Así que, no recuerdo bien si fue en Navidad, en un cumpleaños… pero los videojuegos llegaron a nuestras vidas en forma de una Nintendo NES. Bueno, a decir verdad, se llamaba NASA y era una versión piratilla de aquel sistema que comenzaba a triunfar en España y Europa a base de bien.

La “consola”, que así la llamábamos, se portó como una jabata durante los años en que nos prestó servicio. Además del sistema en sí, también podía conseguirse con cierta facilidad en aquel entonces en bazares de Zaragoza, cartuchos de dudosa procedencia pero de genial funcionamiento con listas interminables de juegos. 76 in 1, 100 in 1… algunas letras chinas con sus correspondientes traducciones a inglés y con la lista completa de los juegos en el reverso.

Y así entraron a casa Mario, Circus Charlie, 1942, Tennis, Kung Fu, Tetris, Popeye, Ice Climber (peleas aseguradas con mi hermana)… y sí, el perro diabólico al que había que disparar con la pistola que venía junto con la grandiosa NASA.

Jugar a videojuegos a los 35 es CASI imposible

Videojuegos Retro en familia
Muchos años han pasado desde entonces y mucho ha cambiado la forma de entretenernos a la hora de jugar a videojuegos. De hecho, a los 35 y como padre me resulta difícil jugar y divertirme con los videojuegos como aquel entonces. Podrías pensar que hoy en día hay muchísima variedad para que las personas de nuestra quinta disfruten como aquel entonces de las videoconsolas, pero lo cierto es que difícilmente es así. Y tengo muy claro el porqué.

¿Por qué es difícil volver a los videojuegos de adulto?

  1. Escasez de tiempo: no será por veces que te repiten durante la infancia que es la mejor etapa, que la disfrutes, que no crezcas… y hasta que no se acaba no lo compruebas. El tiempo ahora es un bien escaso. ¿Te sobra una horita? Venga, a limpiar el baño o a preparar la comida, ¡gandul!
  2. Cansancio: ¿te sigue sobrando una horita? Si eres como yo, quizás lo mejor que puedas hacer con tu cuerpo es dejarlo caer a la cama directamente al final del día. Vale, es viernes de confinamiento. Una semana intensa con Lorencito en casa quizás me haya influido a la hora de mencionar el punto 2…
  3. Ocio alternativo: lo que sí está claro es que una vez consigas sentarte frente a la televisión, lo que puedes hacer ahora con ella no es ni por asomo lo mismo que podías hacer en los 90. Y es que hemos pasado de ver dos canales en la televisión a disponer de millones de minutos de metraje de películas, series, documentales… a un click y una (o más de una) suscripción.
  4. Compatibilidad con la vida familiar: si no vives solo, suma esto al punto anterior. Es probable que tu mujer, hijos… quieran aprovechar esa preciosa pantalla del salón para ver otra cosilla.
  5. Actualizaciones: la madre del cordero junto con el último punto. Sin ponerme más nostálgico de lo necesario, aquellos eran tiempos mejores en este aspecto. Si juegas poco, es muy probable que acabes dejándolo totalmente por las insistentes actualizaciones del sistema, juegos… ¡lo detesto!
  6. Simplicidad: sí, antes la vida era más sencilla. Encender, jugar, apagar y a comer. Nada de guardar la partida, nada de personalizar tu avatar, nada de conectarte a una sesión… antes jugar era jugar. ¡Y cuánto echo de menos esto en concreto!

Pero en los últimos años han soplado aires nostálgicos y quizás no esté todo perdido…

Mejores videoconsolas mini para regalar a tu pareja

Llegados a este momento, asumo que me ha entrado una vena nostálgica importante, no lo negaré. Si sois de mi generación sin duda me entenderéis. Es por eso por lo que me hizo tanta ilusión comprar hace un año la Super Nintendo Mini. No era mi amada NES pero es que el lanzamiento de la Nintendo NES fue toda una locura con desabastecimientos constantes y subidas de precios considerables. Así que me conformé (de momento) con su hermana mayor, que si bien no es la que yo tenía de niño, me ha proporcionado muy buenos ratos este último año por las razones arriba mencionadas.

Y a estas primeras versiones mini de videoconsolas se han ido y se siguen sumando tantas otras que lo mejor es listarlas para que os sirvan de recomendación por si queréis hacer un regalo a vuestra pareja. Ese o esa nerd que ha dejado de lado a los videojuegos pero al que le encantará que le regalen una versión mini de la videoconsola retro:

Nintendo NES Mini

Precio Nintendo NES Mini en Amazon

Le gustará Nintendo NES Mini si…

  • Es fan de Super Mario original, Pac Man, Zelda, Final Fantasy…
  • Ha dicho alguna vez «ya no se hacen videojuegos como antes»
  • Cree que guardar partidas está sobrevalorado
  • Por cierto, si optas por ésta, quizás te interese comprar un adaptador de corriente, ya que no viene incluido. Quizás tengas en casa, pero si no es así o dudas… aquí te dejo uno.

Super Nintendo Mini

Precio Super Nintendo en Amazon

Le gustará Super Nintendo Mini si…

  • Cree que arreglar algo es soplarlo a ver si así ya…
  • Piensa que Mario sin un dinosaurio al que subirse es sencillamente irrisorio
  • Acostumbra a tirar pieles de plátano mientras conduce
  • Por cierto, si optas por ésta, quizás te interese comprar un adaptador de corriente, ya que no viene incluido. Quizás tengas en casa, pero si no es así o dudas… aquí te dejo uno.

PlayStation Mini

Precio Play Station Mini en Amazon

Le gustará PlayStation Mini si…

  • No sabe lo que es un cartucho
  • Aprendió a conducir con el Driver
  • Oye «tarjeta de memoria» y suspira
  • Susurra raro «playstation» sin venir a cuento mientras duerme

Mega Drive Mini

Precio Mega Drive Mini en Amazon

Le gustará Mega Drive Mini si…

  • Se ofendió cuando presentaron la primera versión de la película de Sonic
  • El erizo es su animal espiritual preferido
  • Su grupo musical predilecto es Genesis
  • Tiene la odiosa costumbre de decir que no con el dedito

Neo Geo Mini

Precio Neo Geo Mini en Amazon

Le gustará Neo Geo Mini si…

  • La forma de decirte que quiere tu sitio en el sofá es dejando 25 pesetas apoyadas
  • Comenta de vez en cuando que como Metal Slug ya no se ha hecho nada. Pero nada
  • Adora las puntuaciones en cualquiera de sus formas
  • Recuerda el nombre con el que se le conocía en el salón recreativo

Atari Mini

Precio Atari Mini en Amazon

Le gustará Atari Flashback si…

  • Ha brincado los 40 años con soltura
  • Nunca compraría un coche automático, porque siente adicción a las palancas
  • Alguna vez han salido de su boca palabros como «centipede» o «space invaders»
  • Piensa que el sonido de un buen sintetizador es mucho mejor que cualquier música actual