En los últimos meses estamos visitando el parque casi a diario. Nuestro hijo se lo pasa en grande allí y la naturaleza está llena de estímulos para él. A veces, le proponemos nosotros ideas para jugar. Por este motivo, he estado preparando una lista de actividades y juegos al aire libre para niños pequeños que me gustaría compartir con la Tribu en este post.

Los niños pequeños necesitan jugar al aire libre. La naturaleza está llena de estímulos y novedades para ellos, que les permiten continuar aprendiendo y desarrollándose. También incentiva su imaginación, su creatividad, sus capacidades físicas y su independencia.

En estos tiempos que corren, jugar al aire libre tiene beneficios añadidos para los peques de la casa. Después de tantas semanas de confinamiento necesitan volver a disfrutar del exterior. Además, la mayoría de papás y mamás, estamos evitando entrar en espacios cerrados con ellos, aprovechando que en verano es muy fácil jugar en un parque o en una plaza.

Desde que volvimos a poder pasear con los niños, nosotros estamos acudiendo a algún parque casi a diario. Nuestro hijo siempre encuentra algo diferente que hacer allí. Pero aún así a veces nos viene bien proponerle algún juego o actividad diferente. Así logramos romper la monotonía, enseñarle nuevos juegos al aire libre y que descubra nuevas cosas. Os dejamos a continuación los juegos al aire libre para niños de unos 2 – 3 años que más nos gustan.

Los juegos al aire libre para niños pequeños más tradicionales

Empezamos con una selección de los juegos al aire libre más tradicionales. Seguro que has jugado alguna vez de pequeña/o a alguno de ellos. Son grandes clásicos, pero hoy en día siguen triunfando entre los más peques de la casa.

1. Pompas de jabón

¡El clásico entre los clásicos! ¿Quién no se ha entretenido alguna vez haciendo o explotando pompas de jabón? Llevar siempre un pompero en el bolso cuando vas al parque puede venirte bien más de una ocasión. A los peques les encanta y se divierten mucho jugando con las pompas de jabón. Y para mayor efecto o para los más sofisticados, venden un montón de artilugios para hacer pompas más grandes o hacer muchas pompas de golpe.

VER IDEAS CON POMPEROS

Actividades al aire libre con niños pequeños y pompas de jabón

2. Mercado

Otro juego al aire libre para niños pequeños que es todo un clásico es jugar a los mercados. En una repisa, que suele ser algún banco del parque, y con algunas piedras, piñas u hojas, los niños se pueden montar su propio mercadillo. Si quieres participar en su juego, puedes acudir a comprarle cosas en el mercado o actuar tú como tendero/a.

3. Cocinitas

A nuestro hijo le gusta mucho jugar a las cocinitas y en casa es uno de los juegos que más se repite. ¡Con todo lo que pilla te prepara un pisto! Y este juego se lo ha llevado también al parque. Del mismo modo que en el mercado, usa piedras, hojas u otros elementos naturales que encontramos en el parque como ingredientes. Y los palos los emplea como cucharas. Puede pasar rato y rato buscando los ingredientes y después cocinándolo. Algunas veces incluso hemos llevado al parque alguna de sus ollas de juguete, pero no suele ser necesario ya que con cualquier cosa se hace él una sartén.

4. Arenero

A mí personalmente los areneros me dan bastante pereza, pero para los niños pequeños es todo un hit. Todo lo que implique mancharse, suele ser un éxito entre los peques de la casa. En nuestro caso triunfan hasta los areneros hechos en casa (con pan rallado), como os conté en este post de actividades para niños de 2 años. Si vas a ir a un parque que tenga alguna zona con arena, puedes llevar de casa un cubo y una pala. Pero si no, se entretendrá igualmente llevando tierra de un lado a otro, moviéndola con un palo, enterrando piedras o incluso creando un dique o barrera.

Arenero para niños pequeños en el parque

5. Escondite inglés

El escondite inglés (o chocolate inglés, como se llamaba en mi cole) es uno de los primeros juegos al aire libre que se pueden enseñar a niños de unos 2 ó 3 años. No sé si necesita explicación, pero por si acaso, la dejo a continuación: Una persona se pone mirando a la pared mientras dice “un, dos, tres, escondite inglés a la pared”. Mientras dice esto, los demás pueden moverse, avanzando hacia él. Cuando la persona termina de decir la frase, los demás deben quedarse quietos, como estatuas. Si uno es pillado en movimiento, deberá volver a la línea de salida. Gana quien llega primero hasta la pared en la que está la persona que cuenta.

Los juegos al aire libre para peques que suponen más desgaste físico

A menudo los niños pequeños necesitan un alto grado de actividad física, ¡tienen tanta energía! Nosotros mismos, muchas tardes vamos al parque con el objetivo de que se canse para que después se duerma mejor al llegar la noche. Estas son nuestras ideas de juegos al aire libre que más esfuerzo físico requieren:

6. Gymkana

Las gymkanas eran uno de mis juegos preferidos cuando era niña. Me parecían muy divertidas y cada vez eran diferentes, por lo que me suponían todo un reto. Es muy fácil preparar una gymkana para niños al aire libre con lo que encuentras en el propio parque. Según su nivel de desarrollo físico, las pruebas pueden ser unas u otras. Por ejemplo, se pueden colocar unas piedras en el suelo para que pase en zigzag, pedirle que rodee un árbol, que suba y baje de un banco o que recorra un tramo a la pata coja.

7. Circuito con líneas en el suelo

Una variante de la gymkana anterior, para niños algo más pequeños, es recorrer un circuito pintado en el suelo. Podemos pintar con tiza líneas y después el niño o niña tendrá que caminar por encima. En el parque al que vamos nosotros hay una zona con algunas líneas ya pintadas con pintura. Pero si no quieres manchar el parque, una buena opción es jugar a pedirle que camine por las líneas que forman las juntas de las baldosas, o incluso por los bordillos de las jardineras.

8. Moto o bici sin pedales

A los 2 ó 3 años, a muchos niños les llaman la atención los “medios de transporte” de todo tipo. Correpasillos, pequeñas motos, bicicletas sin pedales o incluso patinetes. Llevar alguno de estos juguetes al parque es muy divertido para los peques. Allí pueden recorrer mayores distancias (y  más velocidad) que si las usan en casa o en una terraza. Y como encuentren una rampa, la emoción es máxima. Eso sí, cuanto más aumenta su riesgo y diversión, más suele aumentar también nuestro nivel de estrés…

Bicicleta sin pedales Chicco First Bike

9. Jugar a la pelota

Otro juego al aire libre para niños pequeños clásico y que no pasa de moda es jugar a la pelota. Llevando una pelota al parque, las posibilidades de juego son infinitas. Jugar a pasarse la pelota, a darle patadas, hacer un rondo, jugar a balón prisionero… ¡Hay muchísimas opciones!

10. Limbo

El limbo es un juego con el que los niños pueden continuar desarrollando su motricidad, flexibilidad y coordinación. Puede hacerse un limbo con cualquier palo que encuentres por el parque, con un pañuelo o chaqueta e incluso uniendo los brazos de dos personas. Los niños tendrán que pasar por debajo de esta barrera, que cada vez estará a una altura inferior.

Ideas de juegos al aire libre para pequeños exploradores

Jugar al aire libre también permite a los niños y niñas conocer mejor la naturaleza y lo que pueden encontrar en ella. Tanto si acudís a jugar a un parque como si vais a hacer una excursión a la naturaleza cerca de vuestra ciudad, alguno de estos recursos te pueden venir bien para que el peque disfrute todavía más descubriendo lo que tiene alrededor.

11. Explorar el entorno

A los niños de 2 – 3 años les suele gustar mucho explorar el entorno en el que están y descubrir nuevas cosas. En este sentido, puede resultarles divertido orientarles a que exploren y busquen diversos objetos. Por ejemplo, podemos recopilar nosotros 5 cosas que encontremos (una piña, un fruto caído de un árbol, una hoja con una determinada forma…) y pedirle que busquen alrededor para encontrar otros iguales. ¡La emoción está asegurada!

Una variante de esta actividad, si los niños son un poquito más mayores, es pedirles que encuentren objetos de un tamaño determinado. Si por ejemplo nosotros hemos encontrado una piedra grande y una pequeña, el niño tendrá que encontrar una piedra que tenga un tamaño intermedio entre esas dos. O bien podemos pedirle que encuentre siempre un objeto más grande del que hemos encontrado nosotros.

Juego al aire libre para niños pequeños: búsqueda del tesoro

12. Búsqueda tesoro

Otro juego muy emocionante es organizar una búsqueda del tesoro. Podemos llevar algo de casa que esconderemos en la zona en la que estemos para que el niño o niña tenga que encontrarlo. O bien podemos esconder algo encontrado en el propio parque. Si el niño es más mayor, puedes hacerlo un poco más complejo inventando un juego de pistas o hasta un mapa del tesoro.

13. Diana

Para practicar la puntería, puedes crear algo similar a una diana con hojas y piedras que encuentres en el parque. Puedes colocar unas hojas de distinto color o tamaño a una distancia prudencial, y después pedirle al niño que lance piedras o palos hacia las distintas hojas. Cada una de ellas le dará una puntuación diferente.

14. Lanzar piedras al río

Si el lugar al que vas a ir en la naturaleza tiene un río, no necesitarás mucho más para que el niño explore y se divierta. Lavar piedras o lanzarlas al río les gusta mucho. También meter los pies y caminar dentro del agua. O bien hacer barquitos con palos o ramas y ver cómo se alejan llevados por la corriente.

15. Buscar piedras con formas

Hace unos días, nuestro hijo nos vino con una piedra diciendo: “Esta piedra parece un pan”. Le hizo tanta gracia que desde entonces buscar piedras con formas se ha convertido en un juego al aire libre para niños pequeños habitual en nuestra familia. ¡Te sorprenderá las similitudes que son capaces de encontrar!

Buscar piedras con formas con los niños pequeños

Juegos al aire libre para niños pequeños con objetos o juguetes

En el parque también se pueden llevar a cabo algunas actividades que hayamos pensado previamente para poder llevarnos los juguetes u objetos que necesitemos desde casa. Estas son las 5 actividades al aire libre para niños de 2 ó 3 años pensadas con anterioridad que más suelen gustarles.

16. Palas de velcro

Este juego lo tenía yo de pequeña, recuerdo un montón de horas de diversión en el parque y en el césped la piscina. También tenía una variante con un casco que se ponía en la cabeza. Por esto, cuando el otro día lo vimos en una tienda, los yayos no dudaron en comprarlo para nuestro hijo. Se trata de unas palas de velcro con una pelota que se adhiere fácilmente a ellas. El juego consiste en lanzar la pelota de un a otro y tratar de atraparla con la pala. El nuestro tiene forma de tiburón y la pelota es blandita, pero no lo he encontrado disponible en Internet (no sé la marca), por lo que os dejo el enlace al más mítico.

Juego de palas con velcro
Tizas gigantes para el suelo

17. Pintar en el suelo con tizas

Nosotros esto todavía no lo hemos probado, pero cada vez vemos a más niños pintando el suelo del parque con tizas grandes. Alguna vez me han dicho otras mamás que sus hijos pasan rato y rato entretenidos decorando un trocito del parque. A partir de los 2 – 3 años los niños comienzan a pintar, por lo que puede ser una buena edad para empezar.

18. Circuitos de coches

Si a tu hijo o hija le gusta jugar con cochecitos, es fácil que quiera llevárselos también al parque y se convierta en su juego al aire libre para niños pequeños favorito. En el parque puede jugar de forma diferente con los coches: podéis crear un circuito por el que se muevan e incluso echar alguna carrera. Para hacer el circuito y alisar el terreno, puede venir bien llevar alguna pala de arena.

19. Bolos

Los bolos también son un juego muy divertido y que suele gustar mucho a los niños. A diferencia de la diana, es más complicado hacerlo con lo que encontramos en la naturaleza (quizá clavando unos palos en el suelo…) Pero es fácil fabricar unos con unas botellas de agua, o bien llevar al parque un juego de bolos comercial.

20. Carreras con agua o cucharas

Las carreras también son un juego clásico que suele triunfar entre los más pequeños. Para añadirle un grado de emoción, propongo lo siguiente: cada niño o participante en la carrera tiene que llevar un vaso lleno de agua en la mano (que no se rompa). Además de llegar el primero a la línea de meta, deben de hacerlo derramando la menor cantidad posible de agua.

Una variante, para niños un poco más mayores, es realizar la carrera sosteniendo con la boca una cuchara que tiene un huevo en el otro extremo. Los niños deben llegar a la meta sin que se les caiga el huevo. Como truco, para no manchar (ni mancharse), mejor que el huevo sea duro. También he visto que venden una versión comercial de este juego y los huevos son un poco menos pesados para los más peques. Te dejo a continuación el enlace a este juego y a un juego de puntería similar a los bolos.

Juego para niños con huevos y cucharas
Juego de puntería para niños

Espero que te gusten nuestras ideas de actividades y juegos al aire libre con niños pequeños y que paséis muy buenos momentos en familia disfrutando de la naturaleza.

¿Nos propones algún juego más? ¡Estaremos encantados de añadirlo!