Si algo no ha faltado en muchos de los hogares con niños durante este confinamiento, han sido las manualidades. ¡Pues aquí vengo con otra más! Pero creo que esta es diferente: es una manualidad fácil para niños de todas las edades que servirá para recordarnos en el futuro cómo hemos vivido este confinamiento en nuestra familia.

A lo largo de este confinamiento le he dado muchas vueltas al tema de los malos recuerdos. Nosotros nos dedicamos precisamente a diseñar productos en los que guardar recuerdos, pero siempre estamos pensando en preservar en ellos los buenos momentos: un nacimiento, una boda, un aniversario, un cumpleaños especial, un embarazo… Dando por hecho que los malos recuerdos preferimos olvidarlos.

Sin embargo, esta vez es diferente. Lo que está sucediendo con la crisis del coronavirus es un hecho histórico, que afecta a la población de todo el mundo y que está cambiando nuestro estilo de vida. Es evidente que ninguno lo vamos a recordar como un buen momento. Pero nos está marcando tanto en todos los aspectos que por mucho que pase el tiempo no lo podremos borrar sin más.

Inmortalizar nuestra situación familiar

En estos pensamientos andaba cuando hace unas semanas vi en los stories de Instagram de Jaione, del blog Más allá del rosa o el azul una manualidad similar a esta. Ella lo compartía desde la cuenta de Instagram de una chica llamada kaylie.golding. Y nada más verla me encantó, así que guardé un pantallazo para replicarlo en casa.

Me pareció una forma muy bonita de recordar la parte más familiar del confinamiento, la unión en casa durante estas semanas. Y también creo que es un buen punto de partida para contarle a Lorenzo cuando sea más mayor lo que supuso para nosotros (y para el mundo) este momento histórico.

Una manualidad fácil para niños muy resultona

Esta manualidad para niños es realmente sencilla. Simplemente consiste en recortar la silueta de las manos de todas las personas que habéis convivido durante el confinamiento en cartulinas de diferentes colores y solaparlas. Después, se pueden pegar en una cartulina con una frase referente a esta etapa, anotando la fecha en la que ha sucedido.

Manualidad fácil para niños como recuerdo del confinamiento

Nuestra frase ha sido: “Durante un tiempo en el que el mundo necesitó que todos nos mantuviéramos alejados, nosotros estuvimos JUNTOS, en casa”. Nosotros la preparamos con el ordenador, pero si los niños son más mayores y ya escriben también quedará muy entrañable que sea de su puño y letra.

En nuestro caso, las siluetas de las manos son tres; la mía, la de Dani y la de Lorenzo. Pero se puede hacer con tantas personas como conviváis, ¡incluso con las huellas de mascotas! Y aunque sea una manualidad fácil para niños durante el confinamiento, evidentemente no es necesario que haya peques en la casa… también puede quedar bien en caso de una pareja o de familias con los hijos ya adultos.

Un recuerdo del confinamiento para los niños

Los niños pequeños han vivido el confinamiento de otra manera. En el caso de Lorenzo, que solo tiene 2 años, no se ha enterado de la que estaba cayendo ahí fuera. Para él, han sido días felices: papá y mamá a plena disposición para él, jugando todo el día, sin ir a la guarde. El día que pudo salir a la calle por primera vez fue feliz, y al volver a ver a los yayos también, pero durante el tiempo de confinamiento total no lo pasó mal por estos motivos.

Por su edad, además, no recordará nada sobre estas fechas. Únicamente le llegarán fotos y las historias que nosotros le contemos. Por ello, creo que esta lámina servirá de recordatorio de cómo lo vivió él, con nosotros, en casa… y haciendo manualidades.

Manualidad para niños con huellas de la mano

Un recordatorio de nuestra suerte

Creo que recordar estos momentos oscuros dolerá siempre. La incertidumbre, la tristeza, la crisis económica… no es algo que se vaya a olvidar. Pero pienso que esta lámina nos ayuda a recordar la suerte que hemos tenido en nuestra familia, como privilegiados del primer mundo.

Al fin y al cabo, nosotros hemos tenido la fortuna de poder pasar los 2 primeros meses de confinamiento en casa, juntos y sin que ninguno haya tenido que ir a trabajar presencialmente y correr riesgos que otros sí están corriendo por nosotros. Con nuestras familias sanas. Con un techo, con todas las comodidades, conectados a los nuestros a través del móvil… simplemente esperando. Por eso creo que esta lámina es un buen recordatorio de lo afortunados que somos.

Y también creo que, en el futuro, tenerla a la vista nos ayudará a recordar que todo pasa cuando estemos atravesando otra mala época. La frase Esto también pasará siempre ha sido un mantra para mí (especialmente desde mi primer aborto espontáneo). Y cuando superemos esta crisis y lo veamos como algo ya lejano, todavía cobrará más sentido.

Espero que esta idea os sirva de inspiración de manualidad fácil para niños que hacer estos días. Si os animáis a hacerla, ¡contadnos, por favor! Y si tenéis cualquier otra sugerencia de manualidad así, sencillita y resultona, somos todo oídos.