En este artículo os quiero enseñar el mercadillo que hemos hecho para nuestro hijo reciclando unas cajas de madera que teníamos en casa. El resultado es muy vistoso y para los niños es muy, muy divertido. Si estás buscando ideas para hacer algo así, no te pierdas nuestro paso a paso para hacer una cocina o puesto de mercado para niños con cajas de frutas.

Uno de los juguetes con los que más se ha entretenido Lorenzo estas semanas de confinamiento ha sido con su cocinita de juguete. Se la trajo Papá Noel poco antes de cumplir los 2 años. Yo pensaba que tardaría unos meses en jugar con ella, pero en cambio ya pasa horas y horas jugando a preparar en ella sus comidas.

Por esto, en cuanto pudimos visitar a los abuelos empezó a coleccionar también en sus casas alimentos y sartenes de juguete. Esto nos llevó a pensar en la idea de fabricarle una cocina o puesto de mercado para que jugara en casa de mis padres.

Tan pronto como lo pensamos, me vinieron a la cabeza unas fotos que había visto en Pinterest hace años, antes de ser madre, con ideas para hacer una cocina o puesto de mercado para niños con cajas de frutas. Muchas de estas referencias son de Estados Unidos y allí lo fabrican también para hacer el típico puesto de limonada casera que venden algunos niños o niñas en sus jardines.

                   

Esta manualidad o DIY realmente sencilla, tanto que casi no necesita un tutorial, pero me parece interesante dejarlo por aquí explicado para quien ande buscando inspiración para hacerla.

DIY: Cocina o puesto de mercado para niños con cajas de frutas

Material necesario

El elemento principal para hacer este mercadillo son dos cajas de frutas de madera. Nosotros teníamos dos por casa que habíamos acopiado de hacer la compra en nuestra tienda de barrio. Muchas fruterías o verdulerías se desprenden a diario de estas cajas, por lo que si pedís alguna en vuestra tienda habitual seguro que os las pueden dar.

Cuando veía fotos, me gustaban más las típicas cajas con listones de madera, ya que además las veo más estables. Pero las que teníamos nosotros eran un poco diferentes, con una base de panel perforada. Aunque me gustaban más las otras, lo hicimos con las que teníamos y queda igualmente bien. Al fin y al cabo, al crío poco le importa el diseño de las cajas para jugar.

No tenía suficiente pintura en casa, así que para pintarlas compré pintura a la tiza (de tipo Chalk Paint) de dos colores: verde Mint para la base y ocre para los detalles. Ambas de la marca La Pajarita.

Los paneles de madera para el mostrador y los estantes los teníamos en casa de mis padres como restos de algún otro trabajo. Los listones fueron sobrantes de las molduras que compramos para nuestras puertas, como pudisteis ver en este post sobre renovar las puertas de casa con pintura.

En cuanto a los banderines de tela arpillera, corté un trozo de una de las guirnaldas que uso para decorar los cumpleaños. Las compré a raíz de intentar reducir el plástico que consumimos en casa y evitar en la medida de lo posible los productos de usar y tirar. ¡Estoy muy contenta con ellas! Pero si tenéis retales en casam también podéis hacerlos vosotros mismos.

Material necesario: cajas de fruta recicladas
Material necesario: pintura a la tiza
Material necesario: banderines

Paso a paso para hacer un puesto de mercado para niños con cajas de frutas

1. Cortar a medida la encimera y las baldas para los estantes (opcional)

No es imprescindible colocarle encimera ni baldas si no tienes los medios para cortar la madera o mo puedes comprarlas a medida. De hecho, con las cajas de frutas tipo listones creo que no será necesario. Nosotros optamos por ponerle encimera porque las cajas de fruta que teníamos tienen distintas profundidades y de esta forma podíamos regularizarla. Además, no tenían una superficie demasiado grande y así pudimos ampliarla.

En cuanto a las baldas, lo mismo. Nosotros las pusimos para darle un poco más de juego, pero tampoco son imprescindibles.

2. Pintar las cajas de madera, la encimera y los listones

La pintura  que empleé yo es realmente cubriente, por lo que fue necesaria una única capa. Además, el secado es muy rápido. Era la primera vez que usaba pintura a la tiza de esta marca (La Pajarita) y me gustó bastante.

Lorenzo tienen unos fogones de juguete que pone encima cuando quiere usarlo como cocinita. Pero en caso de querer usarlo como cocina siempre, podéis pintar directamente sobre la encimera una vitrocerámica o incluso la fregadera.

3. Unir las cajas de madera y los demás tableros

Reconozco que todo este punto fue obra de mi padre, que es un manitas para estos temas. Pero creo que en este caso no hay grandes complicaciones, por lo que podréis realizarlo en casa con vuestros medios.

Dudamos mucho sobre cómo unir las cajas entre ellas y al final optamos por juntarlas con tornillo y tuerca. La encimera la atornillamos a las cajas de fruta. En cuanto a las baldas, están pegadas sobre unos listones fijados directamente a las cajas de madera. Los listones que soportan los banderines también están atornillados directamente a las cajas.

Detalles mercadillo para niños con cajas de fruta reutilizadas

4. Colocar los detalles finales

En último lugar se pueden instalar los banderines, que en nuestro caso están atados directamente a un par de ganchos roscados. En el frente de las cajas pegué con velcro adhesivo una pizarra que ha causado sensación. Cuando sea más mayor le explicaré que es para escribir ahí las ofertas del día… ahora la usa para pintar y le encanta.

¡A jugar!

Tras todos estos pasos, la cocinita o mercadillo estarán listos para llenarlo de alimentos o sartenes. Hasta se puede poner una calculadora a modo de caja registradora. A Lorenzo con dos años y unos meses todavía le cuesta entender el concepto de «jugar a mercados» y de momento lo usa más como cocina de juguete.

Puesto de mercado para niños con cajas de fruta de madera
Puesto de mercado para niños con cajas de fruta de madera recicladas

¿Os gusta cómo ha quedado nuestra cocina o puesto de mercado para niños con cajas de frutas? A mí me parece que es una manualidad DIY muy sencilla y que dará para muchas horas de juegos. Además, el presupuesto para realizarlo es bastante bajo. En caso de tener pintura en casa, podréis incluso hacerlo sin gastar ni un euro.

Espero que nuestra experiencia os sirva de inspiración, ¡hacednos llegar vuestras creaciones o etiquetadnos en Instagram si es así!