Preparar maletas para varios días suele ser motivo de quebraderos de cabeza. Pero cuando vamos a viajar con un bebé, la cosa se complica todavía más. Para evitar que acabes llevando toda la casa contigo “por si acaso”, quiero recopilar en este post las cosas que considero imprescindibles para viajar con un bebé. ¡Espero que te sirva de ayuda!

Cuando comienzas a viajar con un bebé, hay muchos objetos que te parecen imprescindibles. Y lo que no entra en el grupo de los imprescindibles, entra en el grupo de los “por si acasos”. Esto hace que terminemos viajando casi con la casa a cuestas y que, para evitarlo, tengamos que aprender a priorizar y escoger qué nos llevamos.

Según la situación (especialmente si viajas con tu propio coche) puede ser fácil cargar con todo lo que creas necesario. Pero si viajas en algún medio de transporte diferente al coche (como el tren o el avión), la cosa se complica. Incluso en nuestro caso, que no tenemos coche propio, cuando viajamos en este medio solemos coger el de algún familiar o plantearnos alquilar. Esto implica tenernos que desplazar hasta un garaje a una cierta distancia de nuestra casa con todos los bártulos.

Todo esto ha hecho que, con el paso de los viajes, hayamos aprendido a simplificar y a llevar cada vez menos cosas. Cada nueva escapada es un reto y tratamos de reducir un poquito más nuestro equipaje y, sobretodo, el del bebé. Porque en mi caso, también he aprendido a llevar cada vez menos cosas para mí para compensar con todo lo que llevamos de más desde que tenemos un hijo. ¡Y no suelo echar casi nada en falta!

Por esto, me gustaría compartir contigo en este post lo que hemos aprendido tras este tiempo viajando con nuestro hijo: qué cosas son imprescindibles para viajar con un bebé y cuáles creo que son prescindibles.

Mis imprescindibles para viajar con un bebé

1. Productos básicos, neceser y botiquín

Cuando hablamos de productos básicos para bebés, todos pensamos rápidamente en los pañales y las toallitas. Los pañales abultan mucho y si vamos a viajar más de un fin de semana la cantidad necesaria es elevada. Por esto, mi recomendación es llevar los suficientes para el viaje y para la primera noche y comprar más al llegar a destino. ¡El alivio de equipaje es brutal! Cuando viajamos al extranjero, suelo buscar antes en Google el supermercado más cercano a nuestro alojamiento para ir a tiro hecho.

imprescindibles para viajar con un bebé: comprar pañales en destino

Con la alimentación ocurre algo similar. Si hay lactancia materna exclusiva, no hay más que pensar. Pero si toma leche de fórmula o de vaca, lo más sencillo es llevar un biberón y leche para el primer día y después comprarla en destino. Si ya toma comida sólida, podemos optar por pedirle algo en los restaurantes, darle de nuestra comida o comprar potitos en destino. Todo en función de cómo sea la alimentación habitual del pequeño/a. Pero no me liaría en llevar comida desde casa porque, además del peso, puede estropearse durante el viaje.

En cuanto al neceser, sucede parecido. Algunas cosas se pueden comprar al llegar y otras las podemos llevar en común. Adultos y niños podemos usar el mismo gel, champú, cremas, peine… ¡hasta la colonia! Y en el caso de alojarnos en un hotel, hay cosas que nos las vamos a encontrar en la habitación, por lo que no es necesario llevarlas.

Respecto al botiquín, hay algunas cosas imprescindibles para viajar con un bebé que no podemos olvidar: Apiretal u otras medicinas, barrita para los chichones cuando ya caminan, cristalmina, gasas, tiritas, suero y sacamocos. También es importante llevar un protector de mosquitos apto para su edad (como parches, pulsera o repelente) y crema solar adecuada para bebés.

2. Cuna de viaje

Uno de los momentos más importantes a tener en cuenta al viajar con un bebé es el de dormir. Según dónde vayáis a alojaros, es posible que el establecimiento os ofrezca una cuna de viaje. Lo mejor es consultarlo al hacer la reserva, y en caso afirmativo volver a confirmarlo poco antes del viaje, para evitar olvidos de última hora.

En caso de que no la proporcione el alojamiento, puedes tener que llevar una cuna de viaje.  Las cuna de viaje como la que nosotros tenemos se llaman “de viaje” porque se pueden montar y desmontar de forma rápida, pero ligeras, ligeras, no son. La nuestra es cómoda para el bebé, pero es impensable llevarla en un medio de transporte que no sea el coche debido a su peso. Eso sí, es muy práctica para viajes en coche de puerta a puerta o para tenerla en segundas residencias.

Cuna Hauck para viajar con un bebé

Para bebés un poco más mayores, si vais a colechar o si queréis viajar más ligeros, otra opción muy buena es llevar una barrera de protección para la cama en vez de una cuna. Nosotros la llevamos en lugar de la cuna de viaje desde que Lorenzo cumplió los 2 años y estamos muy contentos con el cambio. Esta es la nuestra:

NUESTRA BARRERA DE CAMA

3. Silla de paseo ligera

La sillita de paseo es muy necesaria para viajar con un bebé. Incluso aunque portees muy a menudo, pienso que la silla hay que llevarla. Para hacer turismo, dar un paseo, echar una siesta… creo que es el objeto más imprescindible para viajar con un bebé.

El punto negativo es, como seguramente sabrás, lo mucho que ocupan. Sobretodo en el caso de viajar en coche, según el modelo de silla puede ocuparnos prácticamente todo el maletero. En caso de viajar en tren o en avión creo que esto no es tanto problema.

Nuestro primer viaje largo con un bebé fue a Provenza. Entonces tenía 6 meses y aún empleábamos únicamente el UPPAbaby Vista. El carro es genial pero, ¡lo que ocupa! Al viajar 4 adultos y un bebé en el mismo coche y ser un viaje de 15 días no nos quedó otra que alquilar un baúl de techo para el coche, y así poder llevar ahí el carrito.

Para los siguientes viajes, optamos por comprar una silla ligera, de modo que nos dejara libre una parte del maletero. En nuestro caso, nos decantamos por la Mutsy Nexo. Las hay más reducidas todavía, pero como la queríamos también para el día a día cuando empezara a ir a la escuela infantil ésta nos pareció una buena combinación de comodidad vs. espacio.

Silla ligera Mutsy Nexo para viajar con un bebé

VER CARRO MUTSY NEXO

Otra opción, según a donde vayas, puede ser alquilar una silla de paseo en destino. Nosotros todavía no lo hemos probado, pero he visto varias empresas que lo ofrecen y me parece una alternativa muy buena.

4. Mochila de porteo

Los fulares y mochilas de porteo también son una de las cosas imprescindibles para viajar con un bebé que más usarás. Aunque lleves el carrito, hay momentos del viaje en el que la mochila resulta más cómoda. Por ejemplo, para hacer una excursión por la naturaleza, visitar algún castillo o monumento, ir a la playa, ir a la nieve o relajar al bebé cuando necesite estar más cerca tuyo.

También resulta muy práctica en los momentos del viaje en los que tienes que recoger el carrito o necesitas tener las manos libres. Por ejemplo, al subir y bajar del tren o de un avión. Incluso dentro del tren y el avión, puede resultar cómoda para que el bebé pueda echarse una pequeña siesta o relajarse junto a ti.

Como os contamos en este artículo, nosotros tenemos la mochila portabebés Manduca PureCotton, y la verdad es que estamos muy contentos. Durante las vacaciones le damos muchísimo uso.

Mochila portabebés Manduca para ir de excursión

5. Intercomunicador

Según donde vayáis a alojaros, puede resultaros de utilidad llevar un intercomunicador. Nosotros tenemos uno y en casa nunca lo hemos usado, pero para viajar sí nos resulta muy práctico. En una habitación de hotel no, pero cuando viajamos a apartamentos de alquiler o a casas de otras personas, a veces la habitación del bebé está más lejos de lo que estamos habituados en casa. Si este es el caso, el intercomunicador se convierte en otro de los imprescindibles para viajar con un bebé.

También es habitual que, con el cambio de rutinas o personas con las que convivimos durante las vacaciones hagamos más ruido y queramos cerrar puertas para no despertar al bebé. Por estos motivos, viene bien tener un intercomunicador que nos permita escucharle mejor en caso de que se despierte y/o llore. El nuestro no tiene pantalla y nunca la hemos echado en falta… aunque los amigos que los tienen con pantalla nos hablan muy bien de ellos.

VER INTERCOMUNICADORES

6. Trona de viaje

A partir de los 6 meses, cuando el bebé ya se mantiene sentado, suele venir bien llevar una trona de viaje. La mayoría de los restaurantes suelen tener tronas a disposición de los clientes, pero basta que en uno no tengan para que te compense cargar con una trona portátil durante todas tus vacaciones. Además, también son útiles para poder sentar al bebé en el apartamento u hotel donde te alojes (si viajas de camping, quizás un poco menos). Nosotros solemos darle mucho uso en las vacaciones, a pesar de que siempre preguntamos antes en los restaurantes si tienen trona propia ya que nos resultan más cómodas y estables las de pie.

Nosotros tenemos una trona portátil de Tuc Tuc que se coloca encima de una silla. Lleva arnés de seguridad, correa para llevarla colgada como un bolso y un bolsillo en el que se puede llevar la comida, cubiertos, babero, agua… Nos resulta práctica de usar y de colocar y Lorenzo está cómodo en ella. Hay otras que son un poco más ligeras que, si bien no las hemos probado, suelen estar bien valoradas. Te dejo aquí también ambas opciones:

Trona portátil Tuc Tuc
Trona portátil ligera Gudehome

7. Ropa para el bebé

No hay duda de que la ropa es otra de las cosas imprescindibles para viajar con un bebé. Pero con la ropa para el bebé se aprende poco a poco a simplificar. Yo solía llevar muchos “por si acasos”. Por si llueve, por si hace frío, por si hace calor, por si vamos a la playa, por si vamos de excursión… y creo que está bien ser previsora, pero a veces nos pasamos llenando la maleta de los peques. Yo al menos, con eso de que su ropa ocupa poco, acababa llevándome todo el armario.

Con los viajes he aprendido a llevar conjuntos muy combinables (ej. Vaqueros cortos y largos con la misma camiseta y jersey), un solo jersey y cazadora en verano que pegue con todo, lo mismo con el calzado… Por otra parte, intento llevar únicamente dos maletas; una para el bebé y otra para los dos adultos o bien repartir lo del bebé en nuestras maletas. Aunque espero algún día lograrlo llevar todo en una sola maleta. ¿Lo conseguiré?

También hay que pensar en la posibilidad de ir lavando la ropa en destino. Para los hoteles podemos llevar jabón de lavar a mano y lavar nosotros mismos su ropa para poderle dar más de un uso (lo mismo con nuestra ropa interior), pero también hay que tener en cuenta que muchos hoteles tienen lavadoras que pueden usarse con monedas o fichas. O incluso, si veraneas en una ciudad o pueblo grande, puedes acudir a un local lavandería. Creo que el esfuerzo de lavar la ropa compensa la de equipaje que puedes ahorrarte, tanto en niños como en mayores. Y planchar es prescindible 😉

8. Algo de entretenimiento

Conforme los bebés se van haciendo más mayores, puede ser necesario llevarles algún juguete, libro u otro entretenimiento. Especialmente cuando se trata de viajar durante largos periodos de tiempo o estar en algunos sitios como restaurantes.

En nuestro caso, Lorenzo nunca ha viajado muy bien en coche por lo que suelo llevar bastantes entretenimientos. Además de libros pequeños, lo que más le suele distraer es alguna cartera con tarjetas de afiliación a tiendas o caducadas (vamos, de poco valor) para que él se entretenga metiéndolas y sacándolas. ¡También nos ha salvado en algún despegue y aterrizaje de avión! Además, botes pequeños de gel llenos de arroz o macarrones, libros de pegatinas, pizarras enrollables, libros de pintar con agua… y todo lo que sea una novedad, mucho mejor. Para los restaurantes, le llevo puzzles y cuentos.

Si tiene algún muñeco o doudou con el que suela dormir,  también creo que es importante llevarlo. De este modo extrañará menos su cuna y será más fácil evitar una mala noche.

Qué juguetes llevar para viajar con un bebé

Imprescindibles para viajar con un bebé… algo más prescindibles

Al final de la lista quiero añadir algunos objetos que, si bien nos hacen más cómodo viajar con un bebé, creo que tampoco son totalmente imprescindibles.

9. Bañera de viaje

En primer lugar, tenemos las bañeras de viaje. Si vas a viajar solo un fin de semana, el bebé puede ducharse contigo en la bañera o si es muy chiquitín seguro que consigues hacerlo de alguna manera en el lavabo o en la ducha. Pero si van a ser más días de viaje, llevar una bañera para el bebé puede hacerte el momento del baño más cómodo.

En nuestro primer verano, tuvimos una bañera hinchable, que ocupaba poco y puesta en la encimera de la cocina solucionaba bastante el tema del baño. La nuestra era la de la marca BBest de El Corte Inglés, que está bien de precio y deshinchada ocupa bastante poco. Pero hay muchas marcas y modelos en el mercado.

Esta bañera se le quedó pronto pequeña y después optamos por llevarnos de viaje la bañera que tenemos en casa de mis padres, que es la Flexibath Stokke. Ocupa relativamente poco si viajamos en coche (para llevar en tren o avión es más incómoda por no poderse doblar tanto) y es muy cómoda para el baño. De hecho, nos la planteamos como bañera principal para casa en caso de que tengamos otro bebé.

Bañera hinchable de viaje para bebés BBest
Bañera de viaje Flexibath de Stokke

10. Hamaca

Nosotros nunca hemos viajado con la hamaca del bebé, pero la añado en la lista porque son muchos los amigos que la consideran imprescindible para viajar. A Lorenzo nunca le gustó demasiado estar en la hamaca, por lo que no nos planteamos llevarla a los viajes. Pero si el bebé está muy acostumbrado a ella, te puede venir bien llevarla. Por ejemplo, puede resultar muy útil para ir a la playa.

Hasta aquí nuestra lista de cosas imprescindibles para viajar con un bebé. Siguen siendo bastantes objetos a desplazar, pero creo que todos hacen la vida un poco más cómoda. ¡Lo pequeños que son y lo que abultan sus cosas! Según tu experiencia, ¿añadirías o quitarías algo de la lista? ¡Cuéntanos en los comentarios!